Lee Jeans, guía completa para el cuidado de tus prendas de jeans | Majos

Lee Jeans, guía completa para el cuidado de tus prendas de jeans

El origen del jeans se remonta al siglo XIX, el cual nació como una prenda de trabajo, y que durante en los años 50’ se convirtió en un infaltable en la moda y cultura pop. Tanto fue el furor que incluso grandes estrellas de cine de aquellos años como Marlon Brando y James Dean vistieron con este nuevo estilo. Si bien se trata de un tipo de vestuario que destaca por su resistencia, con un poco de conocimiento sobre el cuidado adecuado del denim, se puede prolongar fácilmente su vida útil.

Dada su composición, resulta poco probable desechar este tipo de prendas, sin embargo en los casos en que esto ocurre, la razón reside en un cuidado inadecuado. Ante esto, el Gerente de Marketing de Lee en Chile, Matías Achondo, explica que:

Como fabricantes y una de las marcas más relevantes de la industria, nos preocupamos también de poder educar a nuestros clientes. Les entregamos recomendaciones con el objetivo de prolongar la vida útil de sus prendas favoritas y también generar un menor impacto en el entorno, evitando el desecho de ropa que pueda estar en mal estado.

Preguntas como la frecuencia de lavado, cómo se debe colgar, si se puede usar secadora, o si los jeans realmente se encogen, son algunas de las interrogantes más frecuentes y que desde Lee explican con esta completa guía sobre el cuidado del denim:

Lavado

Una de las preguntas más comunes es si después de comprar un nuevo par de jeans, estos se deben lavar antes de usarlos. La respuesta es SÍ, con la excepción de la mezclilla cruda, la cual es la que se encuentra en su estado natural, sin tratamientos ni pre lavados, como lo son las diferentes prendas que componen la colección LEE® 101. Este lavado previo ayuda a evitar que los tintes corran sobre la piel y otras prendas.

Desde Lee la recomendación es lavar los jeans con la menor frecuencia posible para mantener el ajuste, la forma y el color, máximo dos veces al mes o después de 5 a 10 usos. También se aconseja que sea a mano y usando un detergente suave con agua fría. En el caso que se use lavadora ésta debe estar en un ciclo suave para jeans azules, y agua tibia en el mismo ciclo para mezclilla blanca. No usar agua caliente, ya que las fibras pueden encogerse.

Asimismo, los detergentes más recomendados son aquellos suaves y seguros para el color. Para el índigo y otros jeans oscuros, se debe usar un detergente específico para ropa oscura. También se debe evitar lejía para lavar la mezclilla, incluso si es blanca, ya que la tela se podría terminar poniendo amarillenta.

Secado

Es aconsejable colgar los jeans estirados para el proceso de secado. Para esto, se deben dar vuelta para ser colgados desde la cintura con pinzas para la ropa o clips para carpetas, esto ayuda a evitar que se destiñan o estiren demasiado. Las fibras de mezclilla generalmente se tensan después del lavado y se aflojan con el uso, así que es normal si inicialmente se sienten un poco ajustados después de un lavado o un poco sueltos después de varios usos.

Planchado

No es necesario planchar los jeans, ya que el calor extremo puede acortar la vida útil de la tela de mezclilla. Sin embargo, si tiene arrugas que se quieren suavizar, se puede usar un vaporizador o colocar un paño entre la plancha y la tela de denim puede ayudar a suavizar las arrugas. También sirve colgar los jeans en el baño mientras se toma una ducha caliente, pues el vapor ayudará a alisar las arrugas.

Cuidado General

Congelar los jeans ayuda a eliminar bacterias
Para mantener los jeans frescos entre lavados, se puede intentar congelarlos durante la noche cada mes más o menos. La teoría es que las temperaturas bajo cero ayudan a matar las bacterias y los olores que se acumulan después de un uso prolongado. Si bien congelar los jeans no es un reemplazo para lavarlos según sea necesario, ya que la suciedad acumulada y la mugre también pueden deteriorar tus jeans, la congelación podría ayudar a extender el tiempo entre lavados mientras se combaten los olores y los gérmenes.

Guardado

  • Cuando se trata de almacenar denim prelavado y elástico, existen algunas opciones:
  • Colgar por las trabillas del cinturón usando perchas o un estante de pared.
  • Colgar de la pretina usando perchas de abrazadera.
  • Doblar y apilar uno al lado del otro en los cajones. En Lee recomendamos doblar las dos piernas juntas, luego doblarlas por la mitad y luego volver a doblarlas en tercios para crear paquetes compactos y apilables que ayuden a prevenir las arrugas.
  • No doblar los jeans sobre una percha para guardarlos, ya que esto puede causar arrugas en el medio de la pierna o estirar la tela de manera incómoda.
  • Y cuando se trata de mezclilla cruda, solo colgarlos verticalmente por la cintura o las presillas del cinturón. No doblar la mezclilla cruda, pues podría alterar el patrón de uso y el material de forma permanente.

Para más información sobre cómo elegir los jeans perfectos y de la marca Lee Jeans, puedes visitar www.leejeans.cl o seguirlos en sus redes sociales @leejeanschile #FindYourFit